Instrucciones para enfrentarse a los Siete Pecados Empresariales

Este ha sido un relato escrito por encargo para la Gala de Verano de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Granada, cuya temática de este año son los Pecados Capitales. Para escribirlo me inspiré en un tipo de relato que me encanta del reconocido Julio Cortázar, las «Instrucciones». En este caso, las que tiene que seguir cualquier emprendedor para enfrentarse a sus siete mayores tentaciones. 

Lo que primero necesita usted es convertirse en emprendedor o empresario, lo que implica convertirse en una especie de loco apasionado que luche por sus sueños. Una vez que usted tenga su idea al hombro, una cantimplora llena de entusiasmo y unas gafas de amplia visión, se colocará en la línea de salida y echará a andar.

Es entonces cuando se verá acechado por los mayores adversarios que encontrará usted en su viaje: los Siete Pecados Empresariales. Pero no debe temer, pues en este tutorial le advertiremos sobre estos temibles contrincantes, y explicaremos cómo enfrentarlos para salir exitoso de su campaña gracias a los Siete Valores Empresariales que siempre habrá de llevar en su equipaje.

La IRA aparecerá sin previo aviso, con la apariencia de una bestia salvaje y rugiente que intentará dañarle con su irascibilidad tanto desde dentro como desde fuera. Para superarla es mejor no enfrentarla, sino cubrirse a uno mismo con un manto de Paciencia y constancia valerosa.

La AVARICIA es un pequeño insecto amarillo que trepa por sus piernas y puede picarle cuando menos lo espere, haciéndole perder compañeros por el camino, o peor aún, su visión inicial. Para combatir a este bicho se precisa de un spray de GENEROSIDAD inteligente. Dar y entender. Si le da algo que morder, no le morderá a usted.

La SOBERBIA es un espejo que le esperará siempre en las altas cumbres, cuando más confiado se encuentre, y le dejará allí embelesado contemplando su propio reflejo, aislándolo del camino y oscureciendo su mirada. Desenvaine pues el martillo de la HUMILDAD y parta en pedazos esa trampa, aceptando sus habilidades y defectos.

La LUJURIA es una artimaña mortal que nos atraerá con el dulce néctar de sus flores, para confundir a nuestro espíritu emprendedor si nos acercamos demasiado. Para mantener la mente lúcida, tápese el olfato con una pinza de HONESTIDAD, y actúe como piense.

La GULA puede acecharle al contemplar un oasis repleto de oportunidades, tan apetecibles que le impulsen a beber de ellas con tanto ímpetu que termine por ahogarse en la arena. Para combatirlo, póngase un sombrero de TEMPLANZA, que le haga mantener la estabilidad.

La ENVIDIA le aparecerá en forma de huellas de otros que subieron montes que usted aún no ha subido. Lo único que debe hacer es no pensar en si el otro está ahí inmerecidamente, y centrar sus esfuerzos en llegar ahí por su cuenta, si es necesario, pidiendo AYUDA.

La PEREZA, el más sutil pero devastador de los Siete Pecados, pues con ella no podrá superar ninguno de los otros. Este espíritu maligno osará subirse en sus hombros para detener su movimiento. Le robará el ímpetu y le hará tropezar en mitad de la cuesta, a riesgo de destruir por completo su ambición. Para eliminarla, solo RECUERDE. Recuerde cómo comenzó, con su idea al hombro, su cantimplora llena de entusiasmo y unas gafas de amplia visión.

Solo así recobrará el Interés que tenía, y recordará el valor de las cosas por las que merece la pena seguir adelante.

Óscar Soria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s