Capitulo 7

 

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera

Como una historia del pasado ya olvidada, vuelvo a abrir las páginas de su novela. La

de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos

novela de la Maga. La que me quita el sueño y me encuentra sin buscarme. La que me

para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que

hace estar aquí, homenajeando, a mi modo, un capítulo de su Rayuela, de mi historia

mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad

de aprendizaje. Igual que Horacio, echando de menos a una Maga que no sé muy bien si

elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco

existe o si, por el contrario, la creé después de sentir una envidia inevitable por

comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano

el cobarde de Horacio.

te dibuja.Leer más »