Fundamentos para escri-bi-vir

«La vida es para quien se conforma. La poesía, para quien sueña y desea…» Elvira Sastre.

El silencio no solo puede almacenarse en los labios porque existen tantos tipos de silencios como gritos contiene el mundo.

Existen los silencios impuestos. Aquellos que obligan a los pueblos a dejar las calles a oscuras. Toques de queda que vacían las calles de ruido. Ciudades petrificadas que demandan el calor intercambiable de todos los peatones que se miran, se cruzan y vigilan en todos los pasos de cebras y semáforos.

Existen silencios de derrota. Silencios que se amontonan en la puerta de los portales como la nieve de los inviernos más duros y que solo pueden apartarse con las grandes palas metálicas de las palabras.Leer más »