Domingo sin resaca y con jaqueca

―Este fin de semana me bajo al pueblo, que tenemos fiesta allí.

―Espero que lo pases muy bien. Y no bebas demasiado, Natalia, que tú a veces te pasas, sobre todo cuando vas a casa.

―No, hombre, Luis, que el lunes hay que volver a las clases y tengo que volverme la noche anterior. Bueno, y corregir y… Vamos, que ni loca entro con los de tercero a primera hora con algo de resaca. Sería la muerte.

―Sí, la verdad es que no apetece. Bueno, disfruta mucho. YoLeer más »