Ya no

−Y, dime, ¿cómo sienta una fama tan repentina a alguien como tú?

−Pues si te digo la verdad, mejor de lo que esperaba. Los fans de hoy en día son muy respetuosos, o al menos conmigo lo son. En un principio pensaba que sería una locura absoluta y que mi intimidad se vería en problemas, pero para nada. Mis referentes en el mundo de la fama entre comillas siempre han sido avasallados por sus fans e intentan ocultarse para que no les reconozcan, pero yo puedo ir por la calle sin que me asalten y, si alguien se acerca, lo hace desde un total respeto, pidiéndome por favor un autógrafo o una foto.

−También podría ser por el público de tu programa, ¿no crees?

−Bueno, según los índices de audiencia y las encuestas, la edad media de mi audiencia es de 25 años, y eso que es un programa cultural. ¿Quién me lo iba a decir a mí? Pensaba que nadie vería un programa así en un horario así, por lo que puedes imaginar mi sorpresa.

−Sí, la imagino. Bueno, en realidad, casi la comparto porque este programa también goza de una muy cómoda audiencia parara ser un late show o como se diga. Ja, ja, ja.

−Yo soy fan de tu programa, Felix. De hecho, eres uno de esos referentes de los que hablaba anteriormente. Según leía en las redes sociales, las masas te adoran. Creo recordar una anécdota que leí no sé, hace un año y medio o así, que decía que te tuviste que encerrar en un servicio en un centro comercial porque un grupo de señoras te estaban acosando. Reí y luego me… Puedo decir lo que quiera en este horario, ¿no?Leer más »