Hielo

Nota del autor: este relato es un “contraataque” al corto Lava de Pixar. Conste, además, que el primer hámster del autor se llamaba Hielo. Deseo que estéis pasando todos unas felices navidades.

Hielo

Nigardsbreen, este era el nombre del brazo más imponente de aquel enorme glaciar. Una sinuosa lengua de hielo con un tono blanco-azulado que descendía desde lo alto de la cordillera hasta dar con un gran lago cuyo color me resultó muy llamativo, como… distinto. Su agua era más turquesa de lo habitual, más pura. Conforme nos acercábamos a aquella enorme mole de hielo, yo me daba cuenta de que aquel paisaje tenía algo de misterioso. Había vida en aquel lugar inhabitable. Estar allí era como estar en otro mundo.Leer más »