El sol de la mañana

El sol de la tarde se pondrá pronto y la oscuridad que deje marcará el comienzo de la fiesta del fuego de los Pamalakae. Niki está emocionado, ya queda muy poco para ser bendecido por las llamas de la gran noche. Entonces, será mayor y podrá montar en un grájalo, como todos sus hermanos. Está deseando que el sol de la tarde dé el último paso, pero el tiempo no avanza tan rápido como le gustaría. Las noches en el planeta de los Pamalakae son eternas, así que, cada vez que sale o se esconde el sol es motivo de fiesta. Le piden a su dios que les proteja de la oscuridad y encienden una gran hoguera tan grande como el cráter donde nació el Dragón de la Mañana que debe mantenerse toda la noche encendida. Todo el pueblo colabora ofreciendo madera al dios cada vez que se despiertan antes de comenzar su jornada. Niki va a cumplir ya veinticinco noches y en la ceremonia del fuego se hará un hombre. Está ansioso.

Leer más »