Dorian Gray. Arder.

En el rincón oscuro,

roto, araña el aire

el latir sordo

del alma reducida.

“La gente muere

de sentido común”

El presente grita

al ahora dormido.

Rasgar el aliento.

Soltar.

Recorrer voraz tu cuerpo

con las yemas de los dedos.

Vivir es solo otro juego.

Los ecos en la garganta.

Todas las voces

que se agolpan en mí.

Los ecos de ayer que,

incesantes,

golpean contra mi memoria.

Romper el sentido de las horas.

los minutos se deshacen en mi boca.

“Haz que la vida arda siempre

con la llama más intensa.”

La llama,

y arder.

Perder el rumbo del mañana,

tocar su pelo

que flota bajo el agua.

Sus ojos abiertos

restan el aire.

Ella duerme con el arroyo

eterna en la corriente.

“Haz que la vida arda”,

arder siempre,

“con la llama más intensa”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s