Carlota

Era guapa. Hola, soy Carlota, dijo, y salió del coche. Brillaba. Su pelo rubio bailaba en su cabeza, cayendo hasta sus hombros. ¿Y vosotros?, preguntó. Nos presentamos y en el coche entramos. Yo estudio derecho, su pelo seguía bailando. ¿Y vosotros? Mi novio es abogado y yo estudio derecho. Sus ojos brillaban como brillan los ojos de un niño ante un juguete. ¿Sois escritores? Poetas entonces, ¿no? Su boca era fresa. Recitadme algo, ¿vale? Vestía elegante. Bueno, mejor os canto algo. Encima cantaba bien. ¿Conocéis a Pedro? Es mi novio, es abogado. Yo aún no soy abogada, estoy estudiando derecho. Pronto lo seré, mi novio ya lo es. Sus pies eran pequeños, pequeños pero elegantes. Unos zapatos de princesa los vestían. Me habéis dicho que sois poetas, ¿verdad? Qué bien. Siguió cantando.

Llegamos al lugar y del coche bajamos. No me acuerdo de vuestros nombres, ¿o sí? Espera que intente acordarme. Yo me llamo Carlota. Ese de ahí es mi novio Pedro. Hola Pedro, estos son los poetas. Éste es Pedro, mi novio. Es abogado, yo aún no lo soy, pero lo seré. Estudio derecho, ¿sabéis? El bar era una ruina. La cerveza, cara y aguachirri. Pero ella brillaba allí. Vaya, hay un grupo. Bailó. Bailó. Bailó y cantó. Bebió cerveza. Oíd, poetas, ¿habéis conocido a mi novio? Es ese, se llama Pedro. Es abogado. Yo lo seré próximamente. Estoy estudiando derecho. Vosotros estudiáis literatura, ¿verdad? Que guay.

-Parecía una pesada de cuidado.

-Pero me encantaba.

-¿Era guapa?

-Era música.

Javier Pavón Amo.

6 comentarios en “Carlota

    • Buenas tardes, señor/a Cualquiercosa.

      La verdad es que no lo sé. ¿Tú lo sabes? Me permito el lujo de tutearte porque has decidido cuestionar el origen de mi entrada sin dar motivos de por qué lo haces. Si de verdad crees que esta entrada no es prosa poética, al menos di las razones que te llevan a esa conclusión. Yo estoy en este blog para compartir mis escritos y a la vez aprender, por lo que cualquier aportación por parte de los lectores será siempre bienvenida.
      Gracias por tu comentario, y espero que la próxima vez al menos tengas la educación de comentar correctamente y sin ánimo de ofender. Un saludo, guap@

      Me gusta

  1. Quien se pica ajos come.
    Esto no es prosa poética.
    Es un refrán de toda la vida.

    Y ahora te diré lo que pienso: TU ESCRITO ES BANAL, COLOQUIAL, REGULAR, NORMAL…

    EL ADJETIVO POÉTICO LE VIENE MUUUUY GRANDE.

    ¿y para esto hacéis un MASTER?

    No pienso aparecer mucho por aquí. De ofendidos ya está el mundo lleno. Chao.

    Me gusta

  2. Ah, se me olvidaba, a lo mejor vuestro maestro el Sr. Medel os ha hablado alguna vez de Juan Ramón Jimenez, ese de Platero y yo, libro algo cursi pero PURA PROSA POÉTICA. A lo mejor lo leísteis en primaria.

    Y POR ÚLTIMO, ESO DE LA HAS CAGAO ES UN TÍTULO HORRIBLE.
    DE MAL GUSTO Y ANTI-POÉTICO.

    Juventud, divino tesoro….

    Me gusta

    • Hola, PerplejoGutierrez.

      Aprecio su respeto por el adjetivo que se refiere a la poesía, y creo que todos estamos familiarizados con la obra de Juan Ramón Jimenez. Ninguno de nosotros puede aspirar, a nuestras tiernas edades, a escribir nada que pueda compararse con Platero y Yo. Sí aprendimos del Sr. Medel, así como del Sr. Peinado, que el término «prosa poética» es difícil de definir y encorsetar. Dice la poco glamurosa Wikipedia que «se distingue del poema por estar escrita en prosa y del cuento o del relato porque su finalidad no es específicamente narrar hechos sino transmitir sentimientos, sensaciones e impresiones».
      Creo sinceramente que el escrito de mi compañero se ajusta a estos vagos parámetros. Por supuesto, tiene usted todo el derecho a no estar de acuerdo, pero le ruego que mantenga una actitud constructiva y educativa, y que no falte usted las formas. Es muy fácil perderlas detrás de un pseudónimo poco imaginativo.

      Me remito ahora al título del blog, que de tan mal gusto le parece. Le comprendo, no todo el mundo tiene el mismo sentido del humor, pero quizás comprender el significado que tiene para nosotros le ayude a no demostrar un odio tan… mayúsculo. Durante una clase con el Sr. Carmona vimos un texto de Lorrie Moore, a la que admiramos lo indecible. Analizando el Sr. Carmona una de sus famosas metáforas inusuales y elaboradas, encontró una que quizá estaba más elaborada de la cuenta y un poco cogida por los pelos. Él dijo «pues… ahí la has cagado, Lorrie Moore», y a todos los alumnos nos pareció no sólo tremendamente divertido, también un soplo de aire fresco, unos ánimos inesperados. Hasta los grandes se equivocan alguna vez. No es una catásfrofe cometer errores, sólo hay que aprender de ellos. Todos estamos aprendiendo, siempre queda algo que aprender. Mi compañero aprenderá.
      Mi esperanza es que aprenda usted a ser más respetuoso con nuestra juventud y si no le parece de su agrado el (por otro lado, muy amplio) contenido de nuestro blog, por favor, no tenga usted reparo en no seguirnos.

      Un cordial saludo.

      Le gusta a 3 personas

  3. Entré aquí por curiosidad pero ya que he visto el nivelazo que hay en los licenciados universitarios de hoy, no tengo reparo en abandonaros, habiendo tantos sitios mucho más interesantes que seguir.

    Seguid siendo aplicados, niños y adiós.

    P.S.- Pues mira para terminar, yo no se quien es ese L. Moore tan genial, es que ni p… idea; mecachis, seré carcamal!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s